Oración de San José

Siempre es muy importante creer en algo, tener esa o creencia hacia alguna cosa o fin en particular. Muchas veces creemos en cosas que no están íntimamente ligadas con la religión, podemos creen en algún líder o partido político, podemos creer en algún deportista que ganará los juegos, y podemos creer en nosotros mismos también para esto podemos poner nuestra fe en las Oraciones a San José.

La cosa es que siempre, inconscientemente estamos creyendo en algo. “Creer» según su significado en si significa considerar algo como verdadero o seguro. De esta misma manera, esta palabra se encuentra muy ligada a la religión. Así como muchos creyentes rezan la oración a San Antonio.

Religión sencillamente es una , es la devoción por algo que se cree. Existen muchísimas religiones (religión católica, cristiana, budista, entre muchas otras)  sin embargo lo que todas y cada una de ellas tienen en común es la creencia por ese “ser superior» o esa fuerza suprema, que va más allá de ellos mismos. Del mismo modo sucede con los Santos. Uno de ellos es San Jose, es uno de los santos por el cual se tiene más devoción ¿Quieres saber más acerca de él? ¡Sigue leyendo nuestro artículo y entérate de su historia, sus orígenes y su oración!

¿Quién fue San José?

San José hace referencia a José de Nazareth. José fue el esposo de la virgen María (madre del niño Jesús). Como muy bien se conoce, José no fue el padre biológico del niño Jesús puesto que este bebé fue concebido por obra y gracia del espíritu Santo.

José se casó con la virgen María cuando esta sólo tenía alrededor de 14 años de edad, se trató para ese entonces de un matrimonio planeado que no fue precisamente por voluntad propia.

Se estima que José era un hombre de edad avanzada para el momento en que conoció a la virgen María, él inspiró la protección y prometió que la protegería y la cuidaría siempre.

María realizó sus votos para permanecer virgen. Como se mencionó anteriormente, el bebé que trajo al mundo no fue por obra de José, sino del espíritu Santo, que es lo que nos muestran en la biblia y en la religión.

San José, por otra parte es conocido como el “Santo del silencio» puesto que no hay escritos y nunca se conoció palabras expresadas por él, sólo se conocen sus obras. Sus obras de fé, amor puro y protección de su esposa e hijo putativo.

También se le conoce como el escogido de Dios, desde lo que nos muestra la biblia parece que José recibió la gracia de discernir los mandatos de Dios, y nos lo muestran como el elegido del mismo.

Los milagros que realizó

En Shangai: El hecho tuvo lugar en Shangai, China, año 1934. Un simple hombre llamado Lo pa Hong el cual era abogado, regresa a su casa luego de un largo día, y en pleno anochecer ve a un hombre indefenso tirado en el suelo.

Pide ayuda para llevarlo a un Hospital cercano, pero no lo aceptan sólo porque es pobre. Lo pa Hong carga al hombre en brazos y lo lleva a du casa. Brindándole él mismo el cuidado. Sin embargo, a partir de ese día, se le ocurre la idea de construir un hospital para personas pobres, las Oraciones a San José son muy poderosas para este tipo de cosas.

 Conoce un cementerio que es un terreno totalmente abandonado, y decide agarrar ese terreno para la construcción de un hospital. Sin embargo su construcción se detiene debido a la falta de dinero y fondos.

Se encomienda a San José, y coloca una pequeña imagen del mismo en el terreno, rogándole ayuda. Instantáneamente la ayuda comienza a llegar por todas partes, y el hombre finalmente puede abrir el hospital, y muchos otros.

En Genova: María Repetto era una mujer de 22 años que había nacido en 1807, al norte de Genova precisamente.

A los 22 años entra a su primer convento con la finalidad de poder ser más adelante monja. Al entrar al convento inicialmente la asignan de costurera, luego enfermera y finalmente como portera.

Manifiesta mucha devoción a San josé, y como portera, a los visitantes que acuden les recomienda acudir y rezarle, esposo de la virgen María.

En una de esas ocasiones, una mujer muy agitada y nerviosa acude a ella, diciéndole que su esposo había quedado ciego y ella no sabía qué hacer. La hermana, religiosamente, le aconseja rezar y poner su imagen mientras lo hace. Al día siguiente la misma mujer regresa, diciendo que su esposo recuperó la vista.

Estos son algunos de los ejemplos de las increíbles obras, y la maneta en la cual ayuda a los demás. Mediante la oración y la fé constantemente las personas pueden recuperar o remediar algo que había dado por perdido en sus vidas. Sin duda alguna, la Fe es maravillosa.

Oraciones más buenas para San José

Como muy bien sabemos, existen ciertas oraciones específicamente creadas para rezarle a San José, a continuación te daremos algunos ejemplos de ellas para que las pongas en práctica y las ores:

“Dios te salve José, lleno de gracia divina, bendigo seas entre todos los hombres y bendito es Jesús, el fruto de tu virginal esposa.

San José, destinado a ser padre del Hijo de Dios, ruega por nosotros en nuestras necesidades familiares

San José, casto esposo de la Virgen María intercede para obtenerme el don de la pureza.

Tú que, a pesar de tus inseguridades personales supiste aceptar dócilmente el Plan de Dios tan pronto supiste de él, ayúdame a tener esa misma actitud para responder siempre y en todo lugar, a lo que el Señor me pida.

Varón prudente que no te apegas a las seguridades humanas sino que siempre estuviste abierto a responder a lo inesperado obténme el auxilio del Divino Espíritu para que viva yo también en prudente desasimiento de las seguridades terrenales.

Modelo de celo, de trabajo constante, de fidelidad silenciosa, de paternal solicitud, obtenme esas bendiciones, para que pueda crecer cada día más en ellas y así asemejarme día a día al modelo de la plena humanidad: EL SEÑOR JESUS»

Esperamos que pongas en práctica estas increíbles oraciones, al mismo tiempo te recomendamos que leas nuestros otros artículos sobre Oraciones por los hijos. ¡Ponlas en práctica cotidianamente!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *