Oración al Arcángel Uriel

El arcángel Uriel es conocido como uno de los Siete Ángeles que están en la presencia altísima y ante el trono de Dios padre.

Fue un ángel muy pequeño en el mundo celestial pero fue por su compromiso y solidaridad que Dios lo transformo en un arcángel y le otorgo el Don de la inteligencia y la memoria eterna.

Es el intermediario entre el padre celestial y los hombres, el nos muestra el camino para ser libres, si nos sentimos perdidos, sin rumbo fijo, si los errores nos agobian, el nos guía para alcanzar la valentía y transforma nuestra oscuridad en una luz radiante. También te puede interesar la oración del salmo 71.

El sentido del nombre: Uriel y sus cualidades

Orar al Arcángel Uriel

Su nombre tiene varios significados: el “fuego de Dios”, la “llama de Dios”, la “Luz de Dios”. Representa la fuerzaespiritual que tiene cada quien, la potencia suprema del espíritu de la vida, a manera que está en contacto con el fuego interno de la humanidad.

Es el Ángel de la luz, que ejerce la función de provisión y abundancia, es el encargado como mensajero de Dios, de dar la capacidad necesaria para atraer las riquezas que carecemos, sean en el plano terrenal o espiritual.

Se le percibe como un observador divino. Rige la paz en nuestro interior, nuestros pensamientos, ideas, conocimientos y actos en el transcurrir de la vida. Es el arcángel de la justicia y el arrepentimiento, también es catalogado como el Ángel de la paz.

El arcángel Uriel se manifiesta vestido del color rojo o anaranjado y dorado, que simbolizan su capacidad de transformación, de destrucción del mal, siendo el rojo el fuego de Dios, lo convierte en el portador de luz para aquellas personas que no le encuentran sentido a la vida, que se sienten atrapadas en la oscuridad.

Historia de la transformación del Arcángel Uriel

Desde el principio de los tiempos, en el momento en que Dios con su poder abrió los abismos de los cielos, los ángeles tenían ya sus misiones asignadas, en el nacimiento de la luz que desterraba las tinieblas y la resistencia seguía en muchos rincones del universo, pero no podían detener el despertar divino, el poder omnipotente de Dios.

Así de a poco nacieron los mundos y las estrellas, cada una le era asignado un Ángel para que cuidara de ellas. Surgieron los astros y la Tierra tuvo su lugar en la creación del firmamento. Posteriormente que el arcángel miguel ganara la batalla que libro en los cielos, vino una época de paz y trabajo.

Dios considero que era el momento de acomodar el camino para la venida del ser humano a la tierra, exclamo a los ángeles y les prometió que aquel que hiciera su voluntad de lograr la verdadera evolución espiritual, de compartir la gloria de la creación sin tener envidia, celos o egoísmo, ese seria regente.

Había un pequeño ángel de nombre Uriel que nunca tenia descanso, que permanecía lejos de la mirada de los ángeles que escuchaban atentamente lo que Dios padre les decía, pero este decidió cumplir con el pedido, sin interés alguno de ser regente sino por el amor y entrega a la voluntad divina.

Uriel decidió vivir en aquellas tierras dando lo mejor de sí, poniendo el empeño y sus energías en el balance y el equilibrio, rociando con lluvia y cuidando de la flora. Una vez que lograba un jardín se marchaba  de ese lugar olvidándolo por completo, y salía en búsqueda de otro que pudiera cultivar.

El Dios padre sintió que aquel pequeño ángel había logrado lo que lo demás no alcanzaron, fue así como Dios lo subió de rango convirtiéndolo en Arcángel y planto sobre su cabeza un sol como señal de jerarquía, le otorgo dones y puso la tierra bajo su cuidado y lo nombro regente.

Entonces ese pequeño ángel se transformo en arcángel brillando con luz propia sobre las estrellas y los astros. Es por esto que Uriel es el arcángel del trabajo, la memoria, la solidaridad y la ecología.

En las Santas Escrituras

En los diez libros más antiguos de la biblia, lo ángeles no son elegidos  por sus nombres reales, sino que fueron dados tras el exilio.

En el Génesis libro de Adán y Eva, es identificado como el querubín que está en las puertas del edén, portador de la espada ardiente y el que impide el paso del hombre al árbol de la vida, así mismo fue uno de los ángeles que le dio sepultura a Adán y Abel.

En las historias de los judíos se presenta a José diciendo que fue Uriel el ángel que le dio nuevo nombre a Jacob. En estos textos también se le presenta guiando a Abraham marcando las puertas de las casas de los hebreos en Egipto para resguardarlos de la muerte.

En el testamento de Salomón figura en tercer lugar en la lista de arcángeles y Esdras, en Apocalipsis, se dirige a Dios con preguntas sobre el juicio de los humanos y es Uriel el ángel enviado a contestarle y enseñarle sobre la verdad.

Invocación

“Amado Arcángel Uriel, te invoco en nombre del Padre Creador, Dios Todo Poderoso, envuélveme en la llama Oro-rubí, llena mi ser de Paz, Gracia, y Providencia.

Ayúdame a encontrar solución al problema que tengo en mi mente.

Dame sabiduría para comprender por que suceden las cosas

Y visión para ver la solución a los problemas.

Llena mi mundo de tu Infinita paz, Sabiduría, de Prosperidad y Abundancia Divina.

Gracias Padre, porque nuestras  necesidades están cubiertas”.

Amén.

Oración a San Uriel para el Amor

La oración para el Arcángel Uriel

“Querido y majestuoso Arcángel Uriel, gracias al altísimo tú también puedes conocer mi corazón.

Ahora abatido y adolorido necesita de tu ayuda pues ya no encuentro el camino a la paz y la alegría.

Te pido que te lleves mi dolor y sanes mi corazón que no quiere guardar rencor.

Padre celestial permite a tu ángel interceder ante mi petición.

Dejo en tus manos mi dolor porque ya no puedo cargarlo más.

Con fe te pido que me ayudes a recobrar la paz y la armonía en mi vida con fe y paciencia.”

Amén.

Oración a Dios y al Arcángel Uriel

“Señor Dios Todopoderoso en tus manos entregamos esta Oración para el dinero y abundancia poderosísima.

Solicitándote nos permitas que tu servidor, el amoroso arcángel Uriel venga a nuestras vidas a traernos la provisión que viene de ti, el dinero, abundancia,

Prosperidad, éxito, sabiduría, riqueza y bienestar en nuestros trabajos y su protección especial.

Ahora entregamos  todas nuestras preocupaciones en tus manos.

Te doy gracias Padre por estar siempre a mi lado.”

Gracias Señor.  Amén

Deja un comentario