Oración a San Lázaro

En todas las organizaciones sociales que pueblan el planeta, hay una o varias entidades que les brindan protección divina a sus habitantes. En la religión católica por ejemplo, hay un solo Dios que rige, guía y brinda esa protección a todos sus creyentes, pero derivado de él están los santos y las vírgenes.

Esto quiere decir, que en el catolicismo encontramos santos y vírgenes que son los patronos de los diferentes países, ciudades y pueblos de todo el planeta. Estos son los encargados de brindarles a sus creyentes una guía y ayuda espiritual, necesaria para fortalecer su fe y así asistirlos en lo que ellos necesiten.

En este artículo hablaremos del Santo que es el patrono de Cuba, y hablaremos sobre la oración a San Lázaro.

Primero que nada debemos decir que hay diversas informaciones sobre si Lázaro existió en verdad, si Jesús lo conoció o no. En algunos textos se dice que sí, en otros dicen lo contrario. Para efectos de este artículo Lázaro sí existió y aquí te contaremos su historia.

¿Quién fue?

Lázaro nació en una familia muy humilde en Betania, pueblo muy cercano a Jerusalén. Tuvo por hermanas a Martha y a María. En medio de su humildad conoce a Jesús de Nazaret, del cual se hace muy amigo, a tal punto que Lázaro le sirve de auxiliar y lo acompaña a todos lados.

Esto va estrechando cada vez más la relación entre ellos dos y va formando un lazo profundo de amistad, respeto y cariño. Se le conoce como el patrono de Cuba, el Santo milagroso y el patrón de los enfermos y desposeídos.

En la religión católica es conocido como San Lázaro y en la religión Yoruba se le conoce como Babalú Ayé, pero igualmente en las dos religiones es el patrono de los desamparados, enfermos y desvalidos. Así como también se dice que protege a las mascotas estén o no enfermas. Su día se celebra el 17 de diciembre.

Historia

Como ya hemos dicho, San Lázaro es venerado tanto en la religión católica como en la yoruba, y en ambas es el santo protector de los enfermos desamparados y de las mascotas.

En la religión católica se habla de él en el nuevo testamento, en el Evangelio de Lucas, cuando se hace mención a la parábola del rico Epulón. Esta historia narra la diferencia que existe entre dos hombres: uno rico, opulento y muy despiadado Epulón, y el enfermo, pobre, pero bondadoso Lázaro.

El primero hacía grandes banquetes en su mansión, derrochando todo lo que podía para mantener su estatus de hombre poderoso, pero no obraba bien con las personas desvalidas y pobres a su alrededor, siempre las humillaba y si les daba de comer eran las migajas que quedaban, sobre su mesa o que caían en el suelo.

Por otro lado Lázaro era un leproso, desvalido y muy humilde hombre que pernotaba en las puertas de la mansión de Epulón, esperando a ver si este se condolía de su condición y en algo lo ayudaba. Pero solo tendría su desprecio y las pocas migajas de pan que a él podrían llegar.

Un día mueren los dos, Epulón y Lázaro. Sin demora el rico va directo al infierno y el pobre llega al reino de los cielos acogido en brazos por Abraham.

Epulón al ver aquello pide clemencia, a lo que tiene por respuesta que en vida tuvo todo y no lo aprovecho de buena manera, y ahora el que nada tuvo en tierra disfrutará del reino de los cielos.

Oraciones a San Lázaro

Ahora hablaremos de la oración a San Lázaro. Hay una para cada solicitud que le quieras hacer a este Santo, ya sea una oración por los enfermos, para salir de la pobreza, por una mascota o por un favor en especial. A continuación te mostraremos un ejemplo de cada una de ellas:

Por enfermedad

Si en estos momentos estás atravesando alguna enfermedad, o tienes un familiar en esas condiciones, reza con fe esta y verás los resultados muy pronto:

“Querido patrón y

 asistente de los pobres y enfermos,

 con esta oración te pido ayuda,

 y con la ayuda del Espíritu Santo,

que el Señor siempre me proteja

durante una enfermedad

o en la salud.

San Lázaro dame la fuerza

para superar todas las tentaciones del mundo.
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén.”

Para salir de la pobreza

Si en estos momentos estás viviendo con limitaciones y sientes que el dinero que ganas trabajando no te alcanza, reza esta oración a San Lázaro para que te ayude a salir de ese estado:

 “Glorioso Patrón de los Pobres, que en tantos tormentos me veo, con solo llamando tu espíritu me des lo que yo deseo y que encuentre que mis males sean remediados con solo decir esta oración:
En el Nombre de San Lázaro, que los buenos espíritus que me ayuden y que vengan en mi auxilio, cuando yo padezca de algún mal o esté en algún peligro que me los detengas y que a mí no lleguen, y que esto me sirva de una prueba de vuestra protección para mí y haced, San Lázaro, que tu espíritu sea mi fe y todo el que a mi lado estuviere, y que en ti, patrón, encuentre la fuerza que necesita mi materia para poder llevar estas pruebas de este planeta en que habitamos y de este camino que hay que pasar, mandado por Dios, nuestro Padre, pues en ti pongo mi fe para que me salves de ésta y me des consuelo a mis grandes males y que por tu valor tenga otro porvenir mejor a este que tengo, y que en el nombre de San Lázaro lo espíritus malos se alejen de mí con esta protección; San Lázaro conmigo y con él; él delante, yo detrás de él, para que todos mis males los haga desaparecer, la Gloria de todos. Amén.

El que esta oración tuviere, todos sus atrasos perdiere, y a los veinte días vendrá el patrón en sueños a indicarle en lo que ha de tener su suerte.
Si fe tuviere en él, se salvará también.

Amén.”

Por una mascota

Así como resguardamos a nuestra familia y no queremos que nada les pase, igual hacemos con las mascotas que a través del tiempo, empiezan a formar parte de nuestra familia.

Si en algún momento los vemos decaídos y con algunos síntomas de una enfermedad, podemos rezarle esta oración a San Lázaro y veremos que pronto se sentirá aliviado:

“Oh Dios Todopoderoso,

 que con esta oración

 a San Lázaro para la salud,

 busco su intercesión

 para que mi mascota

 se mantenga saludable y fuerte.

 Bríndale la fortaleza necesaria

 para que siga a nuestro lado

como todos los días,

ya que es el conseguido

de nuestro hogar y de la familia.

Escucha con atención esta humilde petición.

 Amén.”

Por un favor especial

Si deseas pedirle algún favor en específico, debes rezar esta oración y verás que tu petición será escuchada.

San Lázaro, en el nombre de Dios, te pido bendito San Lázaro, que cuando angustiados te invoquemos, en nuestras horas de dolor y anhelo de caridad y protección, ¡Oh! San Lázaro escúchanos por favor.
Bendito San Lázaro de Betania, amparo y sostén de María y Marta, a ti te llamo.
¡Oh! amado y siempre vivo espíritu de gracia, con la misma Fe y amor que Jesús llamo a la puerta del sepulcro, de donde saliste vivo y glorioso, para que con la misma Fé que Dios infundio en ti, me concedas lo que te pido (Haz tu pedido), invocando para ello el Inconmensurable amor con el que Dios te quiso premiar y con la resignación con que supiste soportar la vida material. Amén.
De la misma manera, yo hoy llamo a la puerta de tu Divino Espíritu, después de haber estado allí por espacio de tres días consecutivos, con tu cuerpo enterrado, y sin haber dado la más débil señal de impureza o imperfección. Amén.”

Dicho todo esto, esperamos que este artículo te sirva en tu momento de angustia y que te sirva de guía para dedicarle tu oración y además queremos recordarte que también la oración del Padre Nuestro es muy poderosa si se reza con fe sincera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *